10 Cosas que nop sabias de Vidal Sassoon 3/10

 El primer maestro de Vidal Sassoon fue el peluquero Adolf Cohen. La madre de Vidal lo llevó a su salón para que lo aceptara como aprendiz, aunque aquello tenía un precio: 100 guineas al mes. Los Sassoon no tenían dinero, pero Cohen aceptó quedarse al chico sin cobrar al observar sus buenos modales. “No existen demasiados jóvenes educados como tú”, le espetó. Tenía 14 años. Al entrar, Cohen le exigió que debía ir a trabajar con los pantalones planchados y los zapatos y las uñas bien lustrosas cada día. “Pero, ¿cómo voy a hacer eso si estamos en mitad de una guerra y paso la noche en refugios para protegerme de los bombardeos?”, se preguntó Sassoon. Pronto descubrió que si dormía encima de los pantalones sin moverse mucho los mantendría planchados, además se hizo con betún de los militares para los zapatos y limpiaba sus uñas con champú… “Con el Profesor Cohen aprendí lo que era la disciplina, algo que he desarrollado posteriormente con mis equipos: a menudo les decía que si teníamos que desarrollar un trabajo que la gente admirase, primero debíamos mostrar que éramos dignos de ello”, rememora Vidal.

Tus comentarios son importantes para nosotros

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s